¿Por qué evitar los alimentos basados en cereales en mi perro o gato?

Como Experta Universitaria en Dietética y Nutrición Veterinaria observo alarmada cómo en el mercado abundan los alimentos y snacks basados en cereales como el trigo, maíz y arroz tanto en piensos como en snacks.

Si ya conoces Ole tus huellas habrás observado que nosotros no vendemos alimentación de este tipo.

Nuestras prioridades son claras y el cuidado integrativo de nuestros clientes es una de ellas 🙂

Esto implica que en Ole tus huellas no encontrarás marcas de piensos o latas recomendadas por veterinarios sin formación específica de nutrición que estén basadas en cereales o subproductos.

Así como tampoco encontraréis snacks comerciales u otros productos alimentarios con dichas características elaborados para generar ingresos en época de Navidad, cumpleaños, Halloween, etc… sin importarle a sus fabricantes cuidar la salud de los perros y gatos.


¿Cómo es posible que no siendo buenos los cereales para los perros y gatos, existan tantos alimentos basados en ellos?

La respuesta obedece a intereses comerciales; elaborar alimentos y snacks basados en cereales es muchísimo más económico para sus fabricantes que elaborarlos con otra materia prima apropiada para nuestros carnívoros estrictos (gatos) y carnívoros facultativos (perros), es decir carne o pescado en alto porcentaje.


4 motivos por los que debo evitar los cereales como base de una dieta

1- Su alto contenido de carbohidratos puede favorecer la formación de sarro en los dientes.

Los residuos de los alimentos altos en hidratos de carbono complejos provenientes de cereales o excesivo almidón en la dieta, al masticarlos y formar el bolo alimenticio, se transforman en azúcares que son aprovechados por las bacterias presentes en la boca de nuestros perros y gatos y  finalmente se convierten en sarro.

2- Los perros y gatos no poseen las enzimas necesarias para romper las cadenas de hidratos de carbono complejo, los almidones, y esto ocasiona un sobreesfuerzo para el páncreas, que a la vez provoca un exceso de insulina para intentar asimilar esos cereales.

3- Es una realidad palpable que a día de hoy, debido al consumo masivo de piensos basados en cereales, hay una incidencia muy superior de determinadas enfermedades que, antes de que existiera el pienso, no estaban tan presentes en los perros y gatos. Problemas bucodentales (sarro, placa…), cáncer, pancreatits, diabetes, alergias, etc. Por no hablar del sobrepeso y obesidad que este tipo de dietas suele ocasionar y que es precursora de problemas articulares, reducción de esperanza de vida, diabetes, etc.

4- Tanto a nivel nutritivo como por su biodisponibilidad los cereales no constituyen una dieta adecuada para nutrir bien a un carnívoro facultativo (perro) o carnívoro estricto (gato).
Obviamente “no se van a morir por comer piensos basados en cereales” ya que si así fuera no se permitiría la venta de estos productos, pero en ningún caso ningún perro o gato alimentado a base de cereales se está alimentando bien y las potenciales consecuencias para su salud ya las conocéis.


Pero entonces, ¿Los perros y gatos no necesitan los cereales en la dieta?

No. El perro y gato no necesita los cereales, no necesita esos azúcares.

Un argumento peregrino utilizado “casualmente” por muchas marcas que basan sus piensos en cereales es afirmar que:

“No hay un ingrediente bueno o malo per se, sino un perfil nutricional adecuado o inadecuado (se debe hablar en términos de nutrientes, no de ingredientes).”

Esta incorrección está extendida por quienes tienen intereses comerciales y no prioriza cuidar la salud a través de la alimentación.

Un ejemplo rápido: un alimento puede tener un 35% de proteína proveniente de carne de alta calidad o de subproductos cárnicos, como un pienso puede obtener los carbohidratos de la fruta y la verdura, en lugar de los cereales que, como ya hemos explicado, no aportan nada positivo en la salud de los animales.

Por tanto esta afirmación reduccionista en la que no se le da importancia al origen del alimento que aporta la grasa, fibra o proteína es una manipulación hacia el consumidor y, dado que el mercado es agresivo a nivel comercial, es fundamental que, como tutores de vuestros perros y gatos, estéis debidamente informados.

Por supuesto, no se trata de ser radical y “no pasa nada” si algún día puntual les ofrecéis pan u otros alimentos basados en cereales. Debéis, eso sí, ser conscientes de lo que implica este tipo de productos.

Por decisión propia, en Ole tus huellas no los vendemos.

Nuestra ética profesional y filosofía de vida se basa en alimentarles y premiarles con alimentos que sí sean positivos para su salud y apropiados para su naturaleza carnívora, pues no son omnívoros.
Os dejo post al blog donde explico este tema en profundidad 🙂


¿Y qué pasa con los snacks basados en cereales?

Pues exactamente lo mismo que os he explicado con los piensos basados en cereales: fomentan la aparición del sarro, la obesidad, el sobreesfuerzo pancreático, etc etc…

Premiarles con snacks basados en cereales no aporta nada positivo a su salud.

Seguro que ahora comprenderás por qué siempre nos decantamos por ofrecer una meditada selección de snacks naturales y saludables que se adecuan a la naturaleza de nuestros peques (carnívoros) y que jamás están basados en cereales 🙂


“Mi perro/gato come piensos basados en cereales y está perfecto

Al igual que existen personas con hábitos alimentarios continuados que atentan contra su salud y viven durante muchos años.
La genética es muy poderosa y a veces sirve de aliada para que puedan vivir muchos años, pese a no estar bien alimentados. Pero esto no significa que le estés alimentando correctamente a tu perro/gato.

Cada familia elige cómo cuidar a su peque y nosotros, como profesionales del sector, aportamos información veraz para divulgar conocimientos y que las familias que deseen mejorar la dieta y hábitos alimentarios de sus perros y gatos puedan hacerlo respaldados por nosotros.

Nada más satisfactorio que guiar a familias que adoran a sus peques hacia un camino pavimentado a través de la alimentación saludable 🙂


Artículo sujeto a derechos de autor
© Aida Suárez
Experta Universitaria en Dietética y Nutrición Veterinaria y ATV

Share this post
Ole tus huellas