Hoy vengo a hablaros del ajo 🧄 en nuestros perros y gatos

Se ha escrito mucho acerca de este alimento, incluso algunos profesionales no están al corriente sobre este alimento de nuestra tierra que tantísimos beneficios tiene.

Así que, os lanzamos la pregunta:

¿El ajo es realmente tóxico para nuestros perros / gatos? 

La respuesta correcta es NO. ¿Sorprendidos? ¡Seguid leyendo! 😉


Mitos sobre el Ajo

La realidad es que tendríamos que alimentar a un perro de 34 kilos con al menos 60 dientes de ajo al día, durante mes y medio para causar la aparición de la anemia hemolítica.

Esto es lo que realmente demuestra el estudio por el cual se le achaca tan mala reputación al ajo.

Aquí os dejo el link: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11108195/


Beneficios del Ajo para los perros y los gatos

Nutritivo: aportamos potasio, magnesio, sodio, selenio, zinc, riboflavina, vitamina A, C, B6, B9, K, quercitina y compuestos sulfurados.

Antibiótico natural: tiene propiedades antibióticas, antibacteriales, antifúngicas y antivirales.

Antiparasitario: tanto externo ( pulgas, garrapatas y mosquitos ) como interno.

Fortalece sus sistema inmunológico: el ajo es excelente estimulante del sistema inmunológico y del sistema linfático, con lo cual protegemos y prevenimos de posibles patógenos.

Anti cancerígeno y función hepática: El ajo contiene al menos 6 compuestos que ayudan al hígado a cumplir con sus funciones, filtrar y desechar toxinas del cuerpo. Además, ayuda a prevenir tumores.


Dosis y Administración

½ cucharadita de ajo triturado por cada 6 kilos de peso
⅙ de cucharadita para gatos, o perros de 2kg.
– Como consejo, podéis triturar el ajo 10 minutos antes de servirlo para activar la Alicina, compuesto que se encarga de sus propiedades antibióticas, anti bacterianas.. etc.


Excepciones en las que NO debemos dar ajo:

  • Cachorros menores de 6 meses.
  • Perras lactantes
  • Perros o gatos que tengan o sean propensos a sufrir anemia.
  • Los perros de raza Shiba Inu y Akita Inu son más sensibles a los compuestos del ajo. Así que si se lo damos; siempre en dosis más pequeñas.

Nadia Navarro
Especialista en nutrición canina y felina
Instagram
www.hocicosyzarpas.com


Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga o también conocidos como omega 3, son ácidos grasos esenciales para el organismo que ejercen diversas funciones y beneficios para una correcta salud. Dentro de estos, encontramos el docosahexanoico (DHA) y eicosapentanoico (EPA)

Fuentes de omega 3 naturales

Cuando hablamos de carnívoros facultativos y carnívoros estrictos como el perro y el gato, debemos buscar que sean fuentes de origen animal, ya que la conversión, biodisponibilidad y metabolismo serán mucho más eficientes. Los alimentos de origen animal con mayor cantidad de omega 3 son los pescados azules y, más aún, sus aceites.

Beneficios del omega 3 para perros y gatos

El omega 3 es un ácido graso antiinflamatorio. El omega 6, otro ácido graso, es pro-inflamatorio. Cuando se descompensa el equilibrio entre ellos, se produce un estado de inflamación interna que puede acabar derivando en problemas de salud. El beneficio principal de incorporar el omega 3 en la alimentación viene dado por sus propiedades citoprotectoras y, sobre todo, antiinflamatorias.

Realmente, sus beneficios vienen derivados del bloqueo directo de la inflamación, así como por la generación de agentes anti-inflamatorios:

  • Mejora de ciertos comportamientos 1
  • Puede ser de ayuda en terapia de epilepsia 2
  • Función condroprotectora 3
  • Ayuda para tratamientos de problema articulares 4
  • Ayuda para tratamiento de problemas oculares 5
  • Mejora de piel y pelo
  • Ayuda en enfermedad renal

¿Quién debería tomarlo?

En el caso de que un gato o perro que consuma alimentación natural, para mí es un suplemento indispensable a incorporar en su alimentación. Esto se debe a que las carnes son ricas en omega 6 y, de esta manera, mantenemos el equilibrio permitiéndole, además, beneficiarse de todas sus propiedades.

En el caso de animales que consumen pienso, también lo recomiendo, ya que son ácidos grasos muy inestables y se oxidan con facilidad. Aunque el pienso lo incorpore en su composición, en muchas ocasiones es más por un ajuste de fórmula, que porque el animal pueda obtener directamente todos sus beneficios.

¿Cómo se puede suplementar?

Lo primero y más importante es que sea de origen animal (pescado), la sardina y el salmón son dos buenas fuentes. El pescado azul pequeño acumula menos metales pesados que los pescados azules grandes, por lo que es más seguro. En el caso de escoger uno de salmón es importante que sea de salmón salvaje. Un valor añadido es el filtrado molecular del producto, ya que de esta manera se asegura la eliminación de posibles metales pesados. Las formas de suplementarlo son mediante aceite o cápsula.

Aceite de omega 3

El formato aceite es cómodo de dar y lo suelen tolerar sin problemas. Además, es de ayuda en muchos casos de animales “malos comedores” ya que aumenta la palatabilidad de la ración. ¿Qué condiciones debe reunir el envase?

  1. Ser opaco o de cristal ámbar: esto le protegerá de la luz
  2. Incorporar antioxidantes como la vitamina E. Debido a su facilidad de oxidación, esto ayudará a que conserve mejor sus propiedades una vez abierto.
  3. Especificar en la composición la cantidad de DHA y EPA
  4. Preferible con dosificador o un sistema que no obligue a abrir todo el bote y dificulte la entrada de aire.
  5. Que no te dure más de 3 meses.

Si no reúne las 3 primeras condiciones, puede ser un buen producto pero en pocos días va a ir perdiendo propiedades y al final estarás dando un aceite sin más.

Cápsulas de omega 3

Es la mejor manera de conservar intactas las propiedades del omega 3. Suelen incorporar, en la mayoría de casos, algún antioxidante para asegurar la mínima pérdida de propiedades. Se mezcla con la ración de alimentos y no suele dar problemas para que la ingieran.

Si no hay manera de que la coma, una opción es agujerear la cápsula y añadir el contenido a su ración de alimento. Debe indicar la cantidad de EPA y DHA en la composición del producto.

Cantidad orientativa de DHA y EPA

Si bien lo ideal es ajustar la dosificación en función del animal y sus circunstancias, lo más habitual es administrar unos 300 mg de DHA y EPA por cada 15 kg de peso. No te preocupes, los productos comerciales ya indican la cantidad según el peso del animal.

Incorporar los ácidos grasos omega 3 a la ración de tu perro o gato puede conllevar muchos beneficios para su salud.

Adrián Conde
Miembro de la RFVS


  1. Rahimi Niyyat M, Azizzadeh M, Khoshnegah J. Effect of Supplementation With Omega-3 Fatty Acids, Magnesium, and Zinc on Canine Behavioral Disorders: Results of a Pilot Study. Top Companion Anim Med. 2018;33(4):150‐155. doi:10.1053/j.tcam.2018.08.006
  2. DeGiorgio CM, Taha AY. Omega-3 fatty acids (ῳ-3 fatty acids) in epilepsy: animal models and human clinical trials. Expert Rev Neurother. 2016;16(10):1141‐1145. doi:10.1080/14737175.2016.1226135
  3. Buddhachat K, Siengdee P, Chomdej S, Soontornvipart K, Nganvongpanit K. Effects of different omega-3 sources, fish oil, krill oil, and green-lipped mussel against cytokine-mediated canine cartilage degradation. In Vitro Cell Dev Biol Anim. 2017;53(5):448‐457. doi:10.1007/s11626-016-0125-y
  4. Loef M, Schoones JW, Kloppenburg M, Ioan-Facsinay A. Fatty acids and osteoarthritis: different types, different effects. Joint Bone Spine. 2019;86(4):451‐458. doi:10.1016/j.jbspin.2018.07.005
  5. Silva DA, Nai GA, Giuffrida R, et al. Oral omega 3 in different proportions of EPA, DHA, and antioxidants as adjuvant in treatment of keratoconjunctivitis sicca in dogs. Arq Bras Oftalmol. 2018;81(5):421‐428. doi:10.5935/0004-2749.20180081

Productos Relacionados


¿Quién no ha tenido en casa un cachorro con alma de «aspiradora» cuyo afán por comer objetos extraños nos ha dado más de un susto? El cuento suele terminar en diarrea, ¡bien lo sabéis!

Incluso a veces, sin saber por qué, aparecen episodios leves de diarreas que no requieren tratamiento farmacológico ni visita al veterinario.

En ambos supuestos, recomendamos siempre echar mano de esta receta:

La Sopa de Zanahorias del pediatra Ernst Moro (1874-1951) es un eficaz remedio natural para cortar la diarrea en perros y gatos.


Por qué funciona

Al cocerse la zanahoria, se forman oligosacáridos (azúcares de cadena corta) muy similares a ciertos receptores de las paredes del colon. Esto provoca que los gérmenes patógenos, en lugar de adherirse a la pared intestinal (causando diarrea) se peguen a estos oligosacáridos y sean expulsados del cuerpo de manera natural (a través de las heces y la orina).


Qué ingredientes necesitas

  • 500 gramos de zanahorias frescas
  • 1 litro de agua
  • 1 pizca de sal marina sin refinar

Cómo se prepara

  1. Limpia las zanahorias y córtalas en trozos pequeños.
  2. Cuécelas en un litro de agua durante una hora.
  3. Añade un poco de agua hasta llegar a un litro de sopa.
  4. Añade una pizca de sal marina, preferiblemente sin refinar.
  5. Pásalo todo por la batidora/pasapurés hasta formar una mezcla homogénea.

Cómo se administra

La sopa debe administrarse en el transcurso de uno o dos días, en varias tomas (entre 4 y 6) y a temperatura ambiente.

Preferiblemente recomendamos hacer un ayuno de 24 horas, salvo en dos casos:

  • Que sea un cachorro: si tu peque tiene diarrea proporciónale la Sopa de Moro y reduce la toma de dieta blanda durante 24 horas. Si el problema persiste, acude a tu veterinario inmediatamente.
  • No aconsejamos el ayuno en gatos salvo por prescripción veterinaria.

 

¡Esperamos que os ayude con vuestros peques tanto como nos ha ayudado a nosotros! 🙂


Jugar con tu perro es una de las actividades más beneficiosas, no solo para él, sino para ambos. Mediante el juego se potencia la creación de un buen vínculo guía-perro.

Pero hay que tener en cuenta que no todos los tipos de juegos son beneficiosos para nuestro perro: la forma de jugar influye en el bienestar tanto emocional como físico de nuestro perro.

El Puller es un aro que se utiliza como juguete-mordedor. Puedes encontrar diferentes formas de jugar con él:

  • Jugar a tirar del aro.
  • Jugar en el agua por que también flota.
  • Jugar a lanzarlo.

Estas formas de juego son beneficiosas si se realizan de forma estructurada. En cambio, si se utilizan de forma descontrolada y muy agresiva podemos llegar a provocar daños tanto físicos (daño cervical, por ejemplo) como a nivel emocional (mala gestión de la frustración, poco autocontrol, obsesión…).

Así pues, ¿cómo jugamos con nuestro perro?



JUGAR A TIRAR DEL ARO

El juego del tira y afloja de forma estructurada es muy beneficioso porque, a la vez que juegas, trabajas:

  • Autocontrol.
  • Gestión de la frustración.
  • Control de impulsos.

¿Y cómo es un juego estructurado?

Debe tener un inicio, un desarrollo y un final.

Para iniciar el juego, ponemos una señal verbal como, por ejemplo, “¿jugamos?”. De esta forma, activamos el juego solo bajo la señal y así evitamos fijación en el juguete (por ejemplo, cuando lo tengamos en la mano pero no toque jugar).

El desarrollo del juego es también muy importante y debe tener:

  • Juego motivante, pero sin pasarse: jugando a tirar, con contacto de nuestra mano con el perro a modo caricia activante, podemos hablar (“vamos chico”, “buena”) para motivarlo y debemos evitar:
    • Tirar demasiado fuerte del aro.
    • Levantar al perro del suelo colgado del aro.
  • Pausas: debemos hacer pausas en el juego para evitar sobreexcitar y que se descontrole el perro con el juego. Añadiendo pausas, trabajamos autocontrol y gestión emocional con el juego.

Cómo podemos hacer que el perro suelte el juguete:

  • Por un lado, podemos estar jugando con dos Puller. Cuando jugamos con uno, el otro está quieto en la otra mano. Para hacer que suelte, mantenemos quieta la mano con la que estamos jugando, y activamos el otro puller, para que al ver movimiento en el otro, decida soltar el que tiene y coger ese nuevo en movimiento.
  • Por otro, si solo estamos jugando con uno, mantenemos el puller quieto, sujeto con las dos manos y pegado a nuestro cuerpo. En ese momento el puller deja de tener movimiento y esperaremos a que el perro decida soltarlo (aquí no le digo nada al perro si no lo tiene trabajado, así trabajamos autocontrol y él mismo decide soltarlo). En cuanto suelte, esperamos unos segundos y damos la señal de volver a cogerlo (un “ok” un “ya”, un “coge”). Con el tiempo, podremos ampliar ese tiempo de espera de forma progresiva.

Y el juego también debe tener un fin. Para terminar el juego, hacemos que suelte el puller e indicamos tanto con la voz como con gesto que se termina el juego y guardamos el juguete. Sobretodo mucho cuidado con cachorros, no os paséis con los movimientos, y no es recomendable en perros seniors (solo de forma muy muy suave).


JUGAR EN EL AGUA

En el agua es una buena herramienta para ayudar a que tu perro nade. Si le gusta este juguete, puedes moverlo por el agua, guiando al perro para que nade, y dárselo como premio final después de haber nadado un poco.

Hay que tener cuidado de que no traguen agua al llevarlo en la boca mientras nadan. Si tragan agua, mejor guiarlos hacia una zona donde hagan pie para, ahí, dejar que lo coja y jugar con él.



JUGAR A LANZARLO

Este tipo de juego puede incluir saltos y es una buena herramienta para iniciar el juego del frisbee posteriormente.

Pero mucho cuidado con este tipo de juego. Sobretodo, debemos evitar:

  • Saltos en cachorros: no tienen articulaciones formadas y pueden lesionarse.
  • Jugar a lanzar y traer en perros que se obsesionan fácilmente con este tipo de juego (por ejemplo el border collie).
  • Saltos en perros senior.

Por otro lado, no está de más que este tipo de juego tenga cierta estructura. De modo que si puedes pedirle alguna habilidad antes de lanzarlo, ¡mucho mejor! Por ejemplo un rodea, tumbado, croqueta…

Así que disfruta del juego con tu perro, pero sobretodo disfrútalo con cabeza.


Adriana Rivilla
Educadora Canina
Autora de Potencia la mente de tu perro



Todos tenemos normalizado que nuestros gatos expulsen bolas de pelo, conocidas como tricobezoares, sin darle más importancia. Pero la realidad es que hay varios aspectos a tener en cuenta para determinar si es normal o hay que preocuparse, ya que pueden ser aviso de que hay alguna patología que no hemos diagnosticado.

¿Qué son y cómo se forman los tricobezoares?

Los tricobezoares se forman por una acumulación excesiva de pelo (generalmente en el estómago), formando una masa que no se puede digerir y, en la mayoría de casos, intenta ser expulsada mediante el vómito. En función del tamaño y salud del gato, será posible o no la expulsión del tricobezoar. En caso de no hacerlo, puede ser necesario practicar una cirugía para su eliminación.

Es importante tener en cuenta que hay patologías que causan estos tricobezoares, como enfermedad inflamatoria intestinal, linfomas y problemas dermatológicos que ocasionen más pérdida de pelo y, por tanto, más ingestión.

¿Cuándo es normal la expulsión de tricobezoares?

Dependerá absolutamente de nuestro gato. Como norma general, los gatos que lo hacen suele ser una vez al año (que suele coincidir con alguna época de muda), aunque en gatos indoor puede ser algo mayor, debido a que tienen una muda más constante.

Podemos encontrar gatos que lo hagan de manera más frecuente sin tener significado patológico. Lo que tenemos que pensar es si esta frecuencia ha sido siempre así o el aumento ha sido repentino. Es decir, si tengo un gato que vomita bolas de pelo 2 veces al año desde pequeño, y todo está bien, en principio no tiene más importancia; pero si tengo un gato que repentinamente empieza a aumentar la frecuencia de expulsión de tricobezoares, pondríamos una señal de alerta y lo llevaríamos al veterinario.

¿Cómo saber si mi gato tiene un tricobezoar?

La sintomatología más representativa son los vómitos, debido a la necesidad de expulsar esa bola de pelo de su estómago. En función del animal, también podemos notarle decaído, con cierto estado de anorexia e incluso con estreñimiento, debido que el tricobezoar pueda encontrarse en el intestino y no en estómago. Un estreñimiento crónico puede derivar en patologías como el megacolon.

Como se puede apreciar, la sintomatología es muy general. Por eso, el aumento en la frecuencia de los vómitos va a ser un punto muy importante

bolas-pelo-gatos

Tratamiento de los tricobezoares en gatos

Es importante que acudamos a nuestro veterinario si nuestro gato lo precisa, puesto que necesitará de un tratamiento médico para ayudar a su expulsión a base de lubricantes, antiinflamatorios si fuera necesario, cambios en la dieta…

En el peor de los casos, será necesaria la extracción del tricobezoar mediante cirugía. Muchos centros hoy en día disponen de servicio de endoscopia, lo cual supone un procedimiento menos traumático e invasivo en caso de ser necesaria la extracción del tricobezoar.

Prevención de los tricobezoares en gatos

En estado salvaje, nuestros gatos ingieren hierba, pelo y plumas de sus presas como fuente de fibra para ayudar al vaciado gástrico. En nuestros gatos domésticos con unos sencillos consejos podemos ayudarles:

  • El cepillado: es importante cepillar a nuestro gato, con la frecuencia que nos permita. Si es cada día, mejor que mejor. Sobretodo es de especial importancia en gatos de pelo largo y en época de muda. Si positivizamos el cepillado desde pequeños, de adulto será algo placentero y normal para ellos.
  • La fibra: al no satisfacer esta fuente de fibra mediante el pelo y plumas de sus presas, debemos aportarla mediante el alimento que le proporcionemos. Un 12-15% de contenido de fibra en el alimento comercial 1 se considera un porcentaje adecuado para ayudar a la motilidad intestinal y eliminación de los pelos.
  • Hierba gatera: deberíamos tener a su disposición una bandeja con hierba para poder satisfacer sus necesidades.
  • La bromelaína es una enzima proteolítica presenten en la piña. Ha tenido eficacia como tratamiento natural en la degradación de ciertos tricobezoares. 2

Con esta información, ya puedes saber qué hacer si tu gato expulsa bolas de pelo y si será necesaria una visita al veterinario.

Adrián Conde
Miembro de la RFVS


  1. Tournier C, Dumon H, Nguyen P, et al. Validation d’une stratégie alimentaire innovante pour stimuler l’élimination fécale des poils ingérés par les chats. In: Proceedings (Poster) 9th ESVCN Turin 2005.
  2. Reed EA, Belyea RL, Newcomb MD, et al. Feline trichobezoars: composition and degradation. J Anim Vet Adv 2004; 3: 833-841.

Productos Relacionados


Fotografías: Grace (Aida y Joaquín) & Aslan (Adrián)


La artrosis

La artrosis es el problema de salud más frecuente en perros y también en gatos de cierta edad.

Las cifras: Se estima que el 20% de los perros mayores de un año padece trastornos articulares y más del 95% de los casos se producen en perros a partir de 5 años.

Hoy os explicamos cómo prevenir la artrosis de vuestros perros y gatos y cómo mejorar sus síntomas.


Síntomas de artrosis o dolor articular

  • Disminución severo de la actividad diaria.
  • Negación a subir escaleras, correr, caminar o jugar.
  • Rigidez y dificultar a caminar después de un largo descanso.
  • Cojera.
  • Pérdida del apetito.
  • Dolor al palpar articulaciones
  • Tristeza

Por qué sienten dolor

El dolor se debe a la pérdida de grosor y calidad del cartílago articular. Éste se deteriora progresivamente, a mayor o menor velocidad dependiendo de múltiples factores. Al final desaparece casi en su totalidad dicho cartílago, se produce la inflamación de la cápsula articular y la consiguiente reacción ósea (osteofitos).


Causas de la Artrosis

  • Componente genético: Algunas razas de perro son propensas a desarrollar artrosis debido a su morfología (Mastines, Pastores Alemanes, Dogos, Yorkshire…)
    Ante esta tesitura, si tenéis un perro de alguna raza susceptible a desarrollar artrosis, prestad especial atención en su alimentación. Eje central de la prevención.
  • La obesidad: Es la causa más común de la artrosis en perros. Si ayudas a tu perro a mantenerse en su peso ideal, ayudarás a prevenir la artrosis prematura y que los procedimientos quirúrgicos y los tratamientos médicos sean mucho más exitosos.
    Evitad piensos con trigo.
  • La edad: A partir de aprox 7-8 años (dependiendo de la raza y/o vida que haya llevado el animal) los huesos y articulaciones se desgastan de forma natural. Para ayudarles a reducir los síntomas de la artrosis e incluso aplazarlos en el tiempo existen complementos específicos.
  • Cuidado diario: Cada caso es un mundo y no es lo mismo que un perro viva atado a una cadena a la intemperie (maltrato animal y algo que rechazamos) , un perro que hace deporte y que se alimenta nefastamente a un perro que duerme sin pasar frío, mullidito y cuidan lo que come. Nada que ver

Cómo prevenir o mejorar los síntomas de la Artrosis

Estamos en una sociedad que, tanto en la sanidad humana como en el ámbito animal, se tiende a medicar la enfermedad en lugar de prevenirla.

«Curiosamente» se tiende a hablar de tratamiento y no tanto de prevención. Quizás sean los intereses comerciales (productos farmacéuticos, veterinarios) o la desactualización profesional, pero el hecho es que, en muchísimos casos, diariamente tenemos a nuestro alcance la llave a tener una salud óptima por muchos años.

1- Alimentación apropiada

Una buena alimentación ayuda a reducir y el riesgo de sufrir artrosis al mismo tiempo que ayuda a mitigar sus síntomas.

Elegid siempre Alimentación Natural (BARF) , Menús Naturales o piensos holísticos con alta cantidad de carne/pescado y con condroprotectores.

2- Ejercicio físico adecuado

El ejercicio moderado (sesiones cortas) es muy bueno para los perros con artrosis, ya que les proporcionara movilidad y masa muscular en las articulaciones. Paseos con correa o correr despacito son excelentes ejercicios de bajo impacto que le ayudarán a mejorar sus síntomas.

Hay que tener en cuenta que la intensidad del ejercicio recomendada depende directamente del grado de la artrosis, peso, edad, y condición física.

Si ayudas a tu perro a mantenerse en su peso adecuado, ayudarás a prevenir y a no agravar la artrosis.
Tú, como propietario responsable, debes elegir bien lo que come tu perro o gato y, de igual manera, debes tener los conocimientos necesarios para que, al leer la etiqueta de un alimento, sepas si es bueno para él.

3- Cama adecuada

Los síntomas de la artoris empeoran con el frío y la humedad, por eso es muy importante mantener a tu perro o gato aislado de ambos factores.

Es aconsejable elegir una cama mullida, con bordes y base antideslizante. Y colócala en zona cálida alejada de corrientes de aire.

4- Masajes

Los masajes deben realizarse utilizando los dedos y con movimientos circulares. Poco a poco y lentamente. No olvides que hay dolor.
De esta forma sus músculos se relajan y las articulaciones se tornan más flexibles.
Tu veterinario te enseñará cómo masajearle adecuadamente.

5- Tratamientos alternativos eficaces

Acupuntura: Este tratamiento consiste en insertarles pequeñas agujas en las zonas afectadas por la inflamación y el dolor.
Estas agujas se dejan durante un período de tiempo aproximado de entre 10 y 30 minutos.
En gatos no es tan sencillo ni recomendable ya que, en algunos casos, supone someterlos a un stress que puede agravar otros aspectos de su salud.

Hidroterapia:  Reduce las molestias causadas por la artrosis. La hidroterapia permite que los perros acumulen masa muscular sin sufrir el dolor y a reducir la inflamación a través de una serie de ejercicios.
Es frecuente que algunos hospitales veterinarios cuenten con un «tanque de hidroterapia». Este tratamiento consiste en colocar al perro en una cinta situada en el fondo de un tanque de agua caliente, el calor del agua y el nivel de agua ayudan al perro aliviar el dolor cuando cinta comience a moverse lentamente. Es vital que esta terapia sea impartida por personas debidamente cualificadas.

6- Tratamientos Orales

Los Condroprotectores externos, como complemento extra a su alimentación, pueden ayudar a mejorar síntomas y a aminorar el dolor. Especialmente en épocas de frío y humedad.
Pero tened claro que de poco sirven los condroprotectores externos si la alimentación falla.

Colágeno hidrolizado: Un suplemento que está ofreciendo unos resultados asombrosos cuando es correctamente pautado. Ayuda a reducir la cojera, dolores musculares, hernias, artrosis…

Gelatina + Colágeno: Suplemento con el que podrás elaborar premios basados al 100% en colágeno. Mejora y/o previene cojeras, dolores musculares, hernias, tendinitis, etc…

7- Medicamentos Antiinflamatorios

Metacam, Previcox, Rimadyl… son algunos de los medicamentos de elección que vuestro veterinario os recetará para mejorar los síntomas y aminorar el dolor.


Si convivís con un perro o gato con artrosis os ayudaremos a mejorar su calidad de vida eligiendo una alimentación y complementos adecuados.

Y, muy importante, elegid un buen profesional veterinario o especialista traumatólogo para controlar su evolución.


Aida Lucas

Especialista Universitaria en Dietética y Nutrición Veterinaria
(Universidad Europea Miguel de Cervantes)
Ayudante Técnico Veterinario (ISED)
Miembro de la Raw Feeding Veterinary Society


La curiosidad es uno de los encantos de los gatos en general y de los cachorros en particular, por eso es importante saber qué precauciones debemos tener en cuenta si vivimos con un gato.

Precauciones

  • No dejar a la vista cables eléctricos, que el pequeño encuentra tentadores para mordisquear. Algunos gatos los ignoran por completo, si es así, enhorabuena por tener un gatito respetuoso :))
  • En la cocina, precaución para no dejarles solos mientras el fuego o la vitrocerámica están encendidas. En un momento pueden poner las patitas encima y llegar el gran disgusto.
  • Nunca dejar solo al gatito en una habitación con las ventanas abiertas, en la terraza o en el balcón. Basta 1 segundo para desencadenar el desastre. (Las redes gateras son un buen remedio en estos casos)
  • Retirar agujas de coser, hilos, alfileres y otros objetos punzantes que podría tragarse o que podrían producir heridas.
  • Se recomienda instalar una pantalla especial delante de la chimenea.
  • Evitar el contacto con plaguicidas, molusquicidas, fungicidas, insecticidas y raticidas pueden resultar atrayentes por sus olores, texturas…por eso es mejor mantenerlos fuera de su alcance.
  • No dejar a su alcance productos de higiene y limpieza: desinfectantes (particularmente compuestos fenólicos como “Dettol”, que hacen que el agua parezca leche), lejía, abrillantadores.
  • Evitar que puedan acceder a medicamentos como antidepresivos, laxantes, paracetamol.
  • Impedir que laman o ingieran cosméticos, como cremas solares, quitaesmaltes…
  • Precaución con aguarrás, gasolina, anticongelante…
  • No dejarles morder o lamer productos como bolas de naftalina, reveladores fotográfico, betún, pinturas…

Plantas tóxicas para gatos (nombres en latín)

La curiosidad les lleva a mordisquear, lamer e ingerir sus hojas, lo que puede resultar peligroso según qué plante se trate:

  • Acacia
  • Aconitum napellus
  • Actaea spicata
  • Aechmea fasciata
  • Aesculus hippocastanum
  • Agapanthus
  • Aglaonema crispum
  • Agrostemma githago
  • Allamanda cathartica
  • Allium cepa
  • Aloe vera
  • Amaranthus spp
  • Amaryllis belladona
  • Ammi majus
  • Anagallis arvensis
  • Andromeda polifofia
  • Anemone rannunculoides
  • Antirrhinum
  • Aquilegia vulgaris
  • Arnica montana
  • Artemisia schmidtiana
  • Astragalus
  • Atropa belladona
  • Brunfelsia spp
  • Buxus sempervirens
  • Caladium hortulanum
  • Chamaedorea elegans
  • Chelidonium majus
  • Chenopodium album
  • Cineraria
  • Cicuta virosa
  • Clematis
  • Clivia miniata
  • Codiaeum variegatum
  • Coffea
  • Colchicum autumnale
  • Conium maculatum
  • Consolida regalis
  • Convallaria majalis
  • Cornus
  • Corydalis solida
  • Corydalis intermedia
  • Crocus sativus
  • Cyclamen
  • Cypripedium calceolus
  • Cytisus scoparious
  • Daphne mezereum
  • Datura
  • Delphinium
  • Dicentra
  • Digitalis purpurea
  • Dianthus
  • Dictamus albus
  • Dieffenbachia
  • Dracaena spp
  • Echium vulgare
  • Epipremnum pinnatum Equisetum arvense
  • Erica cinerea
  • Eriobotrya japonica
  • Euphorbia cyparissias
  • Euphorbia esula
  • Euphorbia helioscopica
  • Euphorbia peplus
  • Euphorbia pulcherrima
  • Euinymus europaeus
  • Ficus benjamina
  • Ficus elastica
  • Ficus macleilandi
  • Fritillaria meleagris
  • Galanthus nivalis
  • Genista tinctoria
  • Gerbera x cantabrigensis
  • Ginkgo biloba
  • Glechoma hederacea
  • Gloriosa
  • Hedera helix
  • Helleborus niger
  • Hepatica nobilis
  • Hibiscus
  • Homalomena wallisii
  • Humulus lupulus
  • Hyacinthus orientalis
  • Hydrangea macrophylla
  • Hyoscyamus niger
  • Hypericum maculatum
  • Hypericum perforatum
  • Ilex aquifolium
  • Impatiens
  • Ipomea tricolor
  • Iris pseudacorus
  • Juglans nigra
  • Kalanchoe spp
  • Kalmia latifolia
  • Laburnum anygroides
  • Lathyrus odoratus
  • Lathyrus maritimus
  • Ledum palustre
  • Leonurus cardiaca
  • Lilium tigrinum
  • Linaria vulgaris
  • Linum usitatissimun
  • Lobelia
  • Lotus corniculatus
  • Lupinus polyphyllus
  • Lonicera caerulea
  • Lonicera tatarica
  • Maianthemum bifolium
  • Melitotus spp
  • Mercurialis perennis
  • Mirabilis jalapa
  • Monstera deliciosa
  • Narcissus
  • Nandina domestica Nephrolepis falcata
  • Nerium oleander
  • Nicandra physalodes
  • Nicotiana
  • Ornithogalum umbellatum
  • Oxalis
  • Oxytropis spp
  • Pachypodium lamerii
  • Paeonia
  • Papaver orientale
  • Papaver rhoeas
  • Papaver somniferum
  • Paris quadrifolia
  • Parthenocissus quiquefolia
  • Persea americana
  • Phacelia campanularia
  • Phalaris arundinacea
  • Philodendron spp
  • Physalis peruviana
  • Phytolaca americana
  • Polygonatum odoratum
  • Polygonatum multiflorum
  • Pteridium aquilinum
  • Pulsatilla vulgaris
  • Ranunculus bulbosus
  • Rhamnus cathartica
  • Rhapis excelsa
  • Rheum rhaponticum
  • Rhododendron
  • Ricinus communis
  • Rudbeckia laciniata
  • Rumex acetosella
  • Sambucus racemosa
  • Sanguinaria canadensis
  • Sedum
  • Solanum dulcamara
  • Solanum melongena
  • Solanum nigrum
  • Solanum pseudocapsicum
  • Solanum tuberosum
  • Symphytum officinale
  • Shymphoricarpos albous
  • Spathiphyllum
  • Strelitzia regirae
  • Tanacetum vulgare
  • Taxus baccata
  • Tribulus spp
  • Trifolium pratense
  • Trifolium repens
  • Trifolium hybridum
  • Tulipa
  • Urtica
  • Veratrum viride
  • Veratum nigrum
  • Viburnum opulus
  • Vinca minor
  • Wisteria

¿Cómo puede envenenarse mi gato?

Los gatos que salen al exterior pueden envenenarse bien por ingerir la sustancia tóxica, bien por comer una presa previamente envenenada.

En los gatos domésticos sin acceso al exterior es más frecuente que ingieran el veneno por lamer su pelaje contaminado, e incluso hay algunas toxinas que pueden ser absorbidas directamente a través de la piel del gato (particularmente la de las patas). Otras sustancias pueden resultar tóxicas al ser inhaladas.


¿Qué síntomas podrían hacerme sospechar que mi gato está envenenado?

Muchos tóxicos producen síntomas gastrointestinales (vómitos y diarrea), otros producen trastornos neurológicos (temblores, incoordinación, convulsiones, excitabilidad, depresión o coma), síntomas respiratorios (tos, estornudos, dificultad respiratoria), cutáneos (enrojecimiento, inflamación), fallo hepático (ictericia, vómitos) o insuficiencia renal (aumento del consumo de agua, falta de apetito y pérdida de peso).

Los venenos pueden lesionar varios órganos, por lo que podemos encontrar cualquier combinación de los síntomas anteriormente detallados.

Aunque en la mayoría de los casos las intoxicaciones causan problemas agudos, también pueden producir problemas crónicos, que en general son aún más difíciles de reconocer y tratar.

Si sospechas que tu gato pudiera estar intoxicado/envenenado, acude inmediatamente al veterinario.

Fuentes: Larousse del Gato, International Cat Care


Sabías que…

– El oído del gato percibe ultrasonidos que nosotros somos incapaces de percibir.

– Su umbral de percepción es de 30.000 hercios mientras que el del hombre es de 20.000.

– El oído del gato dispone de 20 músculos que facilitan los movimientos necesarios para la captación de sonidos. Los humanos tenemos sólo 6. ¡De nuevo nos ganan!

– Los cachorritos comienzan a oír en torno al día 9, aunque este sentido puede retrasarse al día 14.

– Sus orejitas tienen una orientación independiente lo que supone que los pabellones auriculares permiten localizar con una precisión asombrosa la procedencia de cualquier ruido o sonido.

– El su oído reside su asombroso sentido del equilibrio. El cerebro favorece el equilibrio a partir de las informaciones provenientes de una estructura profunda del oído: el vestíbulo y sus canales semicirculares. Estos canales orientan en las tres direcciones del espacio.


El cascabel a debate

No poner cascabel al gato

Ilustraciones, cuadros, imágenes…este romántico accesorio está prácticamente unido al gato desde tiempos inmemorables. Donde hay gato hay cascabel.
Ahora párate y piensa: Ponte en su lugar y comienza a vivir 24 horas al día, 365 días al año con un cencerro colgado del cuello.

Hoy os hemos explicado el fabuloso oído que tienen los gatos (mejor que el nuestro, de largo) así que seguro que ahora comprendéis la tortura china que supone mantenerles con un tintineo constante. Seres sigilosos, discretos y cautelosos como pocos… «bonita» manera de condenarlos a hacer ruido allá donde vayan.

No van a morir por llevarlo, no van a hacerse el Harakiri, pero no es plato de su gusto. Seguro.

Sí recomendamos, en cambio, utilizar cascabeles cosidos a juguetes. Estimula su instinto de caza, su curiosidad y sus ganas de jugar. ¡Ahí sí!

En Ole tus huellas podéis adquirir los Collares Modern Art Luxus By Hunter.
Para variar incluyen el cascabel de marras pero lo retiramos, si lo deseas, antes de enviártelo, o sino lo puedes quitar tú cuando lo recibas.

Además, tienen un sistema de seguridad antienganche, para que se suelte del cuello de tu gato en caso de que periqueando se quede atrapado.


Cómo interactúo con mi gato/a sordo/a

– Mantener una rutina y hábitos con tu peque es fundamental para proporcionarle una calidad de vida óptima. Él comprenderá mejor tus rutinas.

– Cuando llegues a casa, para evitar sobresaltarle debes encender y apagar las luces; así él sabrá que has llegado. Otro truco es dar golpecitos en el suelo con los pies, o pisar con más vehemencia, así él notará las vibraciones y no se asustará ante tu llegada.

– Ten en casa juguetes variados para que no se aburra: interactivos, con Catnip, pelotas, caseros… según preferencias personales, ya que… ¡cada gato es un mundo!

–  Su camita, arenero, comederos y sus útiles deben permanecer siempre en el mismo sitio. Esto es recomendable con cualquier minino. Si tienes un gatito sordo y decides cambiar de sitio sus cosas enséñaselo visualmente para que sepan donde están.

– Es vital que no salga de casa. Como comprenderás es un ser vulnerable ya que no oirá los peligros ni, por ende, podrá evitarlos.

– Aunque no te oiga es muy recomendable que le hables. Tus expresiones faciales y la comunicación no verbal (gestos, muecas, arrumacos) le ayudarán a sentirse integrado en la familia.

– Nunca le riñas, grites o gesticules agresivamente. Es una forma cruel de tratarlos y 100% innecesaria. Si quieres enseñarle correctamente, tu gato debe confiar en ti, no temerte. Así que paciencia, dosis de cariño y empatiza con él.

– Cuando lleguen invitados a casa o cuando esté siesteando no le molestes. Esto es aplicable a todos los gatos pero un gatito sordo no debe ser asustado, sobresaltado ni sentirse frágil en su propio hogar. Respétale y haz que tus invitados, hijos/as y familia comprendan cómo deben tratarle.

– Puede parecer complicado convivir con un gatito sordo pero nada más lejos de la realidad. Es todo más sencillo de lo que por escrito pueda parecer =^.^=

Fuente: La Larousse del Gato.