MAC’s Receta Monoproteica Sensitive Caballo

3,29 5,95  IVA inc.

MAC’s Receta Monoproteica Sensitive Caballo


Receta húmeda completa para perros de todas las edades

Basada en un 99% de caballo fresco (carne y vísceras)

¡Cocinada en su propio caldo de cocción e incorporado a la receta!

¡Pura delicia natural de calidad excepcional!

Limpiar

Descripción

MAC’s Receta Monoproteica Sensitive Caballo

Receta de comida húmeda natural y monoproteica, basada en un 99% de caballo (carne y sus vísceras).

La parte cárnica está compuesta exclusivamente de ciervo, especialmente adecuada para perros sensibles o alérgicos y muy baja en grasa (3,1%)

¡Cocinada en su propio caldo de cocción e incorporado a la receta!

La preparación suave y vitaminas y minerales incorporados aseguran que su perro reciba una dieta natural completa.

Su palatabilidad es muy alta y es ideal como comida base o para dietas mixtas en las que una parte la queráis hacer con una toma de comida húmeda natural de alta calidad para vuestro perro.


Composición:

99 % caballo (compuesto por carne de caballo, corazones de caballo, caldo de carne de caballo), 1 % minerales.

Vitamina D3 200 UI, zinc como sulfato de zinc, monohidrato 25 mg/kg, manganeso como sulfato de manganeso II, monohidrato 1,4 mg/kg, yodo como yodato de calcio, anhidro 0,75 mg/kg


Análisis nutricional

Proteína bruta 12%, contenido de grasa 3,1%, humedad 78%, fibra bruta 0,3%.


Las vísceras y su importancia:
Según la legislación, las vísceras no son consideradas productos cárnicos como tales, sino que se trata de un subproducto de la industria cárnica.
Las vísceras son una parte muy importante en la dieta de los perros por ser fuente natural de minerales y vitaminas.
En Alemania (de donde procede esta marca) son muy rigurosos en el etiquetaje y, como veis, se detallan perfectamente las vísceras incorporadas. Todas ellas nutritivas y maravillosas para la dieta del perro.
Nada que ver con los subproductos de baja categoría, como alas, picos, plumas e incluso placentas que pueden ser incorporados en las latas y piensos cuando no se especifica el origen de los mismos y se trata como una generalidad: los veréis etiquetados como “subproductos o derivados cárnicos o vegetales”.