Arenero Ale Hop!

 

32,90  IVA inc.

Arenero Ale Hop!

¡Diseño Revolucionario!

Tamaño: 58,5 x 39 x 39,5 cm.

Orificio de entrada: 23 x 24cm.

¡Adiós arena en el suelo!

Descripción

Arenero Ale Hop!

El Arenero Ale Hop! es un revolucionario arenero cerrado para gatos con entrada superior.

♥ Este arenero es ideal para gatos que orinan de pie o les gusta esparcir la arena, gracias a que la altura de sus paredes evita que la arena u orina termine saliendo fuera.

♥ Además es un aseo perfecto para propietarios de gatos que también tengan perro, ya que la arena y los excrementos quedan fuera de su alcance y tu gato podrá tener la intimidad necesaria.

♥ ¡Su diseño está muy bien pensado!
La tapa es perforada y ligeramente inclinada. Cuando el gato camina por ella para salir del arenero, deja caer al interior los restos que le pudieron quedar pegados a sus patitas. ¡De esta manera tendremos la zona exterior más limpia y recogida!

La entrada es amplia, siendo recomendable también para gatos grandes. No obstante ten en cuenta las medidas de tu gato y las del Arenero Ale Hop para saber si es suficientemente amplio.

Si tu gato tiene problemas óseos o articulares, puede que este arenero no le resulte cómodo. Preferiblemente, utiliza una bandeja higiénica a ras de suelo.

Arenero_Hop_in

♥  La limpieza diaria es muy fácil. La tapa se puede colgar en un lateral mientras limpiamos el interior. Además dispone de dos asas en la base para un fácil transporte.

♥  Se recomienda colocarlo en un rincón, de esa manera ocupará menos espacio, y el gato tendrá que caminar por la tapa al salir, dejando caer los restos de arena por los agujeritos.

Arenero_Hop_in


Sabías que…

Algunos gatos comienzan a orinar o a defecar en sitios inapropiados y, muy comúnmente, este problema se resuelve colocando el arenero en un sitio tranquilo, alejado de ruidos y de zonas de paso, o bien aumentando el número de areneros si conviven varios gatos en el mismo hogar.

Cuando orinan o defecan en lugares inadecuados debemos descartar problemas de salud acudiendo al veterinario.

Una vez descartados debemos tener en cuenta que esta actitud puede ser un síntoma de “protesta”, y debemos ser observadores para descubrir qué está incomodando al gato.

No olvides que nunca orinan o defecan en sitios extraños por fastidiarte. No les regañes.

Si el problema persiste acude a un etólogo.

¡Recuerda cambiar la arena periódicamente tu gato se merece tener un WC limpito!

Categorías: ,