Guía práctica sobre los Huesos Recreativos

Huesos Recreativos

Hoy os vamos a hablar sobre una alternativa natural, económica y muy eficaz para entretener y ayudar a limpiar los dientes de nuestros perros :-)

1️⃣ ¿Qué son y para qué sirven?
Como su nombre indica, son huesos, pensados para roer y limpiar sus dientes. Ayudan a mantener a raya enfermedades periodontales.

Y tenéis de dos tipos:

▶️ Huesos esponjosos:

Son huesos que están recubiertos de carne y de cartílago. Al estar recubiertos de piel, son más fáciles de comer, se adaptan más a sus encías, rompen pequeños trozos del hueso que les da un gran aporte de calcio, además de los beneficios de la carne y cartílago (condroprotector).

Al estar frescos y no deshidratados no existe peligro de que se astillen.

▶️ Huesos compactos:

Son huesos más duros y contienen tuétano (médula), por lo que son mucho más grasos.


BENEFICIOS de los Huesos Recreativos

Ambos tipos de huesos aportan numerosos efectos positivos tanto a la salud física como emocional de los perros.

❤️Disminuyen la acumulación de sarro, y rompen las placas ya existentes. Es decir, funcionan como tu cepillo de dientes. Y además al reducir el sarro.

❤️ Segregación de endorfinas. Morder y masticar conllevan a la anatomía de tu perro y gato a desprender las hormonas relacionadas con la felicidad y la tranquilidad, por lo que existe una importante reducción del estrés que se acumula en el día a día.

❤️ Aportan calcio

❤️ Valor nutritivo

❤️ Liberación del contenido de los sacos anales de forma natural.


🛒¿DÓNDE los consigo?

Un truquito es tener una carnicería de confianza. Ellos los tiran, así que pídelos y te los regalaran. Además puedes cortarlo en los trozos que quieras.

Para quienes no tengáis esta opción, en supermercados los venden envasados por menos de 1€. Estos son huesos pequeños y compactos.


❄️¿CÓMO y CUÁNDO dárselos?

1- Envuélvelos en papel film.

2- Congela respetando el tiempo de congelación de cada proteína (desde 48 horas en caso de pollo/vacuno, y mínimo una semana si es cerdo)

3- Luego descongela y sirve.

4- Puedes darlo hasta 3 veces, limpiándolo y congelándolo después de cada uso.

5- Puedes darlo de 1 a 3 veces por semana, dependiendo de la alimentación y tamaño de tu perro ( o gato ) ellos también pueden.

🏳️ Si tu perro tiene una patología, una dieta especial, nunca le has dado huesos o crees que puede sentarle mal, consulta antes con un nutricionista para su uso correcto.


✅ TIEMPOS correctos

Máximo de 15 a 30 minutos en cada sesión

Comenzaremos siempre por tiempos cortos y observaremos sus heces en día posterior a la sesión.

Si éstas presentan una coloración blanca es debido a un exceso de calcio y debemos bajar los tiempos.

Si las heces son correctas, aumentaremos el tiempo de masticación hasta llegar al máximo (30 min)


❄️ ERRORES COMUNES

Es muy importante controlar los tiempos y la frecuencia para evitar impactaciones fecales, entre otros problemas de salud.

Un manejo inadecuado de snacks o huesos recreativos puede conllevar a tu perro a tener problemas graves gástricos e intestinales.

La mayor parte de problemas de salud acontecidos con un hueso recreativo se deben a:

  • No elegido correctamente el hueso para el tamaño/comportamiento/patologías de nuestro perro.
  • Exceso en lo tiempos de masticación.
  • No haberles supervisado.

Estos 3 puntos pueden aplicarse de igual forma a los Snacks Naturales. Por eso es tan importante estar bien asesorados.

Consultadme tanto a mí como a Aida y os asesoraremos personalizadamente y desde una óptica profesional responsable para elegir correctamente tanto huesos recreativos como snacks naturales respectivamente.


🦴 QUÉ TIPO DE HUESO ELEGIR

Tamaño: Los huesos recreativos deben ser SIEMPRE más grandes que la cabeza de tu perro y más anchos que la anchura de su hocico.
Esto es así para evitar que los traguen y puedan atragantarse.

Los huesos largos (aquellos que se encuentran en las extremidades, como es el caso del fémur) tienen dos porciones. Una de hueso esponjoso (más suave), que se encuentra en los extremos; y otra de hueso compacto (más dura), conformado por la parte larga central del hueso. Estos estarían especialmente indicados para perros de tamaño grande o mordida fuerte y con experiencia.

Los huesos blandos (esponjosos) son los más adecuados para masticadores agresivos, los que muerden con mucha desesperación y fuerza. Deben utilizar más porciones de hueso blando (esponjoso) que de hueso duro; ya que el constante forcejeo, puede ocasionarles fractura dental.

A los que mastican con más tranquilidad y sin tanta fuerza, se les pueden ofrecer más huesos compactos.

Opciones de huesos recreativos:

Para perros pequeños: Caña, Rabo, Patas.

Para perros medianos + 15kg: Cabeza, Espinazo, Patas, Escápula, Rótula.

Perros grandes o gigantes + 30kg: Fémur, Húmero, Cadera, Escápula.


🍽 ¿La dieta influye?

Sí, por supuesto. Pero me alegra decirte que tu perro puede comer huesos recreativos independientemente de la dieta que siga: Barf, pienso, menús cocinados, etc…

Tan sólo se trata de crear una buena flora intestinal, añadiendo probióticos y prebióticos a su dieta. En el caso de los perretes que coman Barf, adaptaremos la cantidad de hueso carnoso del día/semana para evitar un exceso.

  • En caso de perros que nunca hayan comido huesos, coman pienso, etc… testear poco a poco si está funcionando bien, y sobre todo, vigilancia siempre cuando se los demos.

Nadia Navarro
Nutricionista Veterinaria
www.hocicosyzarpas.com

Share this post
Ole tus huellas