¿Cómo retirar un snack de larga duración?

Retirar un snack de larga duracion

Es una pregunta que pocos se plantean antes de retirar algo de la boca de su perro. Muchos actúan por impulso, sin saber que las consecuencias de sus actos pueden no ser las mejores.

Cuántos de vosotros habéis ido directos a la boca de vuestro perro para sacarle el snack masticable (o palo, objeto, comida…) La primera vez seguramente se lo pudisteis sacar fácilmente, pero las siguientes el perro ya se resiste y no te deja quitárselo de la boca. ¿Te has preguntado por qué?

Cuando le quitamos algo de la boca, sin haberlo trabajado primero, el perro acaba perdiendo la confianza, por lo que no deja que le quites nada más de la boca porque sabe que no lo va a volver a ver. Es por eso que debemos trabajarlo, para que el perro confíe en nosotros y suelte sin problema aquello que tenga en la boca.

Hay diferentes formas de retirar los masticables: una de ellas es un trabajo más constante para asegurarte que suelta bajo señal y la otra es una estrategia para ayudarte mientras no lo tienes trabajado. Si tu perro ya tiene protección de recursos, o protege con mucha intensidad el masticable, mejor acude a un educador que te dé pautas concretas para trabajar con tu perro.


Enseñar a soltar el masticable

Para enseñar a soltar el masticable, puedes ayudarte de un mismo masticable, que sea grande, que puedas coger bien con la mano y los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Sujeta un masticable con la mano y mientras el perro lo va masticando, ofrece un premio de alto valor, para que suelte el masticable y coja el premio.
  2. Ofrece enseguida el masticable una vez haya terminado el premio.
  3. Después de varias repeticiones, si suelta sin problema el masticable, puedes empezar a introducir la señal verbal “deja” (o “suelta”, o la palabra que quieras) antes de presentar el premio

Es importante repetir estos tres pasos en varias sesiones. Es importante decir primero la señal verbal y luego ofrecer el premio, porque será la forma en que el perro anticipe que después del “deja”, si suelta, tendrá premio. Una vez veas que el perro, al decir “deja”, enseguida suelta el masticable, decir “muy bien” y después ofrecer el premio.

En caso de que tu perro no suelte el masticable al decir “deja”, sigue haciendo el paso 3. Si aún así no suelta el masticable, deberías reducir el valor del masticable y aumentar el valor del premio para ayudarlo a trabajar el ejercicio.

Una vez suelta sin problema mientras sujetamos el masticable, podemos pasar a trabajarlo sin coger nosotros el masticable. Es importante tener en cuenta el valor del masticable y del premio para que le sea fácil al perro soltar inicialmente. Le ofrecemos el masticable, se lo dejamos unos segundos, decimos “deja” y si suelta decimos “muy bien” acompañado de un buen premio.

Una vez ya suelta sin problemas bajo señal, si quieres retirarle el premio lo ideal es seguir estos pasos:

  • Coger algo de distancia, no colocarte justo a su lado.
  • Decirle un “deja”, y en cuanto suelte animarlo a venir hacia ti (para ello puedes tirar premios al suelo, alejados de donde está el masticable)
  • De esta forma, mientras coge los premios, te acercas de forma tranquila a coger el masticable que ha dejado en el suelo
  • Vuelve a ofrecérselo de vez en cuando, para que no vea que siempre que haces eso es para retirarle el masticable

Estrategia para soltar un masticable:

Si no has trabajado el ejercicio anterior y necesitas retirar un masticable, puedes probar lo siguiente:

  • No te acerques mucho al perro, coge una distancia en la que él se sienta cómodo mientras mastica.
  • Lanza premios de gran valor alrededor suyo, y unos pocos alejados de donde está. Dile busca y espera, o incluso coge más distancia para que se sienta cómodo.
  • Si el premio lanzado es de gran valor, seguramente se levantará a cogerlos. Ahí, de forma tranquila y despacio, haces una curva para no ir directa a donde está el perro, y con movimientos lentos coges el masticable mientras tu perro sigue buscando los premios en el suelo.
  • Cuando tu perro se haya dado cuenta de que no tiene el masticable (lo verás buscándolo seguramente), vuelve a lanzar unos pocos premios al suelo para que los coja y así no sea algo negativo el hecho de retirarle el masticable.

Sobretodo, evitar el “pelear” con tu perro para quitarle eso de la boca. Romperás la confianza que tiene en ti y no dejará que le quites nada de la boca incluso se lo tragará de forma rápida si te ve cerca y eso puede conllevar problemas de salud incluso.

Si a tu perro le cuesta soltar, es mejor ofrecer snacks más pequeños que pueda terminar, o sino ofrecerle el snack sujetándolo tu por un lado, y para retirarlo ofrecer premio de gran valor (como en el ejercicio para trabajar el soltar el snack). Ante cualquier duda, consulta a un educador.


Adriana Rivilla
Educadora Canina
Autora de Potencia la mente de tu perro


Share this post
Ole tus huellas